Este proyecto contribuye al desarrollo social de las regiones del Biobío y Ñuble, así como también fortalece el proceso formativo de los estudiantes del Instituto Tecnológico, a partir de una relación bidireccional. Esto se logra mediante la implementación de la metodología A+S que permite un aprendizaje situado y significativo que aporte a la comunidad.

Dicha metodología es el claro resultado de la intersección entre el Modelo de Vinculación, por medio de sus mecanismos de vinculación bidireccional, y el Modelo Educativo Institucional, por medio de su competencia genérica compromiso e innovación social. El proyecto comenzó su ejecución en el mes de noviembre del año 2018, y a la fecha ya cuenta con importantes resultados.